Oh Dios, Creador y Redentor de todos los fieles, concede a las almas de tus siervos y siervas el perdón de todos los pecados, para que consigan por nuestras piadosas suplicas la indulgencia que siempre desearon. Por Jesucristo nuestro Señor.

R. Amén.

Thursday, July 25, 2013

Pedimos por el alma de Pedro González que en paz descanse.





 MODO DE PRACTICAR ESTA PIADOSA DEVOCIÓN
Para hacer este ejercicio, cada uno puede servirse de un rosario común de cinco decenas, recorriéndolo dos veces para formar las diez decenas, o sea la centena de Réquiem.
Se empieza rezando un Padrenuestro y después una decena de Réquiem en esta forma:
Dadles, Señor, el eterno descanso y haced lucir sobre ellas vuestra eterna luz.
En cada cuenta grande se dirá la jaculatoria y ofrenda siguientes:
JACULATORIA
Almas santas, almas purgantes, rogad a Dios por nosotros, que nosotros rogaremos por vosotros para que El os dé la gloria del paraíso.
OFRENDA
Padre eterno, os ofrecemos la sangre, pasión y muerte de Jesucristo, los dolores de la Santísima Virgen y los de San José, por la remisión de nuestros pecados, la libertad de las almas del Purgatorio y la conversión de los pecadores.
En seguida se rezan la segunda y demás decenas de Réquiem sobre las cuentas pequeñas, repitiendo la jaculatoria y la ofrenda sobre cada cuenta grande. Acabadas las diez decenas, o sea la centena de Réquiem, se rezará la siguiente oración:
DE PROFUNDIS
Salmo CXXIX de David

Desde el profundo abismo de mis penas
a Ti clamo, Señor, de noche y día;
oye, mi Dios, los incesantes ruegos
de un corazón contrito que se humilla.

Estén gratos y atentos tus oídos
a mi voz lamentable y dolorida:
a Ti mis ayes y gemidos lleguen
pues a escucharlos tu piedad se inclina.

¿Si siempre airado tus divinos ojos
sobre las culpas de los hombres fijas,
quién estará confiado en tu presencia,
confundiéndonos sólo ante tu vista?

Más la eterna palabra de tu seno
que aplaque espero tus terribles iras;
porque son inefables tus promesas
y con tus gracias pecador invitas.

Así aunque mi alma acongojada gime
contemplando el rigor de tu justicia,
por tu palabra la indulgencia espera,
de que la hacen culpas tan indigna.

¡Oh pueblo electo! De mañana y noche,
en todos tus peligros y fatigas,
acógete al Señor con la confianza
que en su ley soberana nos intima.

Porque es inagotable su clemencia;
se muestra con los flacos compasiva;
de todas sus miserias los redime,
y siempre que le claman los auxilia.

Este Dios abrevie el tiempo
en que logre Israel su eterna dicha
cuando de tus pecados la liberte,
que con tanto rigor la tiranizan.

Encomendémonos ahora a las almas del Purgatorio y digamos:
¡Almas benditas! nosotros hemos rogado por vosotros que sois tan amadas de Dios y estáis seguras de no poderlo más perder: rogadle por nosotros miserables que estamos en peligro de condenarnos para siempre.
¡Dulce Jesús, dad descanso eterno a las benditas almas del Purgatorio!


Saturday, July 13, 2013

Pedimos por el alma de Sylvia Osorio

ORACIÓN AL FALLECIMIENTO
DE UN SER QUERIDO

¡Oh Jesús, único consuelo en las horas eternas del dolor, único consuelo sostén en el vacío inmenso que la muerte causa entre los seres queridos! Tú, Señor, a quién los cielos, la tierra y los hombres vieron llorar en días tristísimos; Tú, Señor, que has llorado a impulsos del más tierno de los cariños sobre el sepulcro de un amigo predilecto; Tú, ¡oh Jesús! que te compadeciste del luto de un hogar deshecho y de corazones que en él gemían sin consuelo; Tú, Padre amantísimo, compadécete también de nuestras lágrimas. Míralas, Señor, cómo sangre del alma dolorida, por la perdida de aquel que fue deudo queridísimo, amigo fiel, cristiano fervoroso. ¡Míralas, Señor, como tributo sentido que te ofrecemos por su alma, para que la purifiques en tu sangre preciosísima y la lleves cuanto antes al cielo, si aún no te goza en él! ¡Míralas, Señor, para que nos des fortaleza, paciencia, conformidad con tu divino querer en esta tremenda prueba que tortura el alma! ¡Míralas, oh dulce, oh pidadosísimo Jesús! y por ellas concédenos que los que aquí en la tierra hemos vivido atados con los fortísimos lazos de cariño, y ahora lloramos la ausencia momentánea del ser querido, nos reunamos de nuevo junto a Ti en el Cielo, para vivir eternamente unidos en tu Corazón. Amén.

Monday, July 8, 2013

Rogemos por el alma de Moises Isaac Merida

Roguemos por los vivos y por los fieles difuntos. DERRAMA, Señor, tus bendiciones sobre mis padres, mis amigos y mis enemigos. Protégé a todos aquellos que me has dado por maestros, así espirituales como temporales; socorre a los pobres, prisioneros, afliguidos, caminantes, enfermos, agonizantes. Convierte a los herejes e ilumina a los infieles. Dios de bondad y de misericordia, ten piedad tambien de las almas de los fieles que se hallan en el purgatorio. Especialmente la de Moises Isaac Merida. Acelera el fin de sus penas, concede el descanso y la luz eterna a aquellos por los cuales tengo mas obligacion de orar.

Monday, May 21, 2012

ACTO HEROICO EN FAVOR DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Dios mío, en unión de los merecimientos de Jesús y María, os ofrezco a favor de las almas del purgatorio todas mis obras Satisfactorias y las que otros me aplicaren en vida y despúes de mi muerte.

Hoy las ofrezco por el alma de Raymond T. Dixon

Thursday, May 17, 2012

ORACION POR LOS PARIENTES Y AMIGOS DIFUNTOS



¡Oh padre de alas misericordias y Dios de toda consolación, que por amor a alas almas enviasteis al mundo a vuestro divino Hijo, para que derramara su sangre y diera su vida por ellas; compadeceos del alma de mi abuelita Carmen Rios ( padre, madre, esposa, hermano, amigo, etc.) y aliviad la penas que sufre en el Purgatorio. No permitáis que este por más tiempo separada de Vos.  Libradla de aquellas terribles llamas, por los meritos infinitos de mi Señor Jesucristo.  Y si mis pecados son la causa de sus dolores, castigadme, Dios mío, e inspiradme un tan vivo dolor de todos ellos, que prefiera mil veces la muerte a vivir en vuestra desgracia.
Yo me arrepiento, Señor, de haberos ofendido ; y, confiado que me hayáis otorgado el perdón, me atrevo a ofreceros por esa alma querida las buenas obras que hoy con vuestra gracia practique, unidas a los meritos infinitos de Jesús y de María.

Aceptadlas, Dios mío; haced que todos juntos celebremos un día vuestras misericordias en el eterno descanso de la Gloria. Amén.

Misa de Réquiem
por el alma de la abuelita
de Horacio Contreras
Carmen Ríos
en Santa Catalina de Siena
el día Jueves 17 de Noviembre, 2010
a las 4:30 PM

Wednesday, November 24, 2010


Mamá el tiempo ya ha pasado la

Ausencia se ha dispersado en lo

Más profundo de mi corazón

Apenas un suspiro como la ráfaga del viento

Todos los días recuerdo la ausencia de tu voz

Oigo los cantos de los pájaros y ahí estas en el cielo

Limpio y azul . Cuantos recuerdos hay

Imagino el día en que nos volveremos a ver

Todos los idas estas aquí en mi corazón. Te

Amo y siempre te recordare en mis oraciones.

Misa de Réquiem

por el alma de nuestra

Mama Tolita

En Santa Catalina de Siena

El día Miércoles 24 de Noviembre, 2010

a la 530 PM

Descanse en paz

Amén.

Tuesday, November 23, 2010


La Misa de réquiem de este día se ofreció por el eterno descanso de nuestra hermana Luz Estela Navarro. Nuestras oraciones están con la familia Navarro.

No te acuerdes de mis pecados, Señor ,cuando vengas a juzgar al mundo con fuego.

Dirige, Señor Dios mío, mi camino bajo tu mirada.

Cuando vengas a juzgar al mundo con fuego

Dales, Señor, el descanso eterno, y que la luz perpetua luzca sobre ellos.

Cuando vengas a juzgar al mundo con fuego

Señor, ten misericordia. Cristo, ten misericordia. Señor, ten misericordia. Padre nuestro. (en secreto)

Y no nos dejes caer en la tentación.

Mas líbranos del mal.

De la puerta del infierno

Aparta, Señor, sus almas

Descansen en paz.

Amén.

Señor, escucha mi oración.

Y llegue a ti mi clamor.

El Señor este con vosotros.

Y con tu espíritu.

Oremos.

Dios, creador y redentor de todos los fieles, da a las almas de tus siervos y siervas la remisión de todos sus pecados para que el perdón que siempre desearon lo obtengan por estas piadosas preces. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

Dales, Señor el descanso eterno.

Y que la luz perpetua luzca para ellos.

Descansen en paz.

Amén.